3 dic. 2009

Con el Entrevero barrial rosarino


Durante el fin de semana del 28 y 29 de noviembre compañeros del CIAJ, en el marco de las actividades impulsadas por el Programa de Extensión "El derecho a tener derechos", participaron de una serie de actividades en la Ciudad de Rosario junto a integrantes de varias organizaciones sociales: El Ombú, El Rancho y Casa de Todos, además de contar con  la presencia de otros militantes y trabajadores del campo popular.


El Entrevero Barrial es un colectivo que se autodefine por la construcción de un espacio donde convergen diferentes experiencias de organización para construir nuevos vínculos y generar relaciones entre los jóvenes de los barrios. Empezó como una excusa para la contención y recreación, convirtiéndose en un escenario de formación y discusión para pensar transformaciones de acción colectiva.

Las actividades se realizaron en las instalaciones de un ex supermercado ubicado en el centro de la ciudad, actualmente conocido como "La Toma". Un espacio tomado y recuperado por sus trabajadores, donde además de funcionar un centro cultural y una feria de productores autogestionada, se lleva adelante la implementación de un Comedor Comunitario que funciona con un menú económico. También hay feria de textos y es destinado para el uso de múltiples iniciativas, como en este caso.

Violencia policial y dramatización

A través de la herramienta de educación popular de Teatro Foro, se trabajó el sábado 28, los "Derechos frente a la Violencia Policial" y la necesidad de que las organizaciones tomen la problemática como un eje a trabajar.

En esta experiencia participó un joven integrante de El Ombú que fue víctima de reiteradas detenciones por averiguación de identidad (DAI) y hace dos meses le robaron sus documentos; también un compañero de Prohuerta. Ambos se animaron a representar las diferentes escenas de la obra frente a un auditorio diverso de jóvenes y militantes de organizaciones sociales. Después el trabajo fue en grupos, cada uno haciendo foco en situaciones particulares: DAI, cacheo y robo de DNI. Para después terminar en una instancia de plenario donde integrantes de cada grupo contaban en qué situaciones habían trabajado, cuáles eran nuestros derechos, y qué hacer desde la Organización.



El primer derecho: la protesta social

En el marco de la propuesta del Manual “El derecho a tener derechos”, se debatió sobre la Criminalización de la Protesta y la Pobreza. En un trabajo por talleres, compañeros del CIAJ, coordinaron un encuentro con militantes sociales que se realizó el domingo 29.


Se trataron los DESC (derechos económicos sociales y culturales) para poder complejizar sobre su garantía en un Estado de Derecho, quiénes son aquellos que deben garantizar el pleno ejercicio de esos derechos. Las diferentes formas de reclamar y exigir por su cumplimiento, para pensar directamente, en la Protesta Social como una forma de expresarnos y peticionar.

En referencia a esto se habló de la implicancia de los discursos mediáticos sobre el fantasma de la inseguridad, y las formas de construcción de significados que acompañan las prácticas represivas para estigmatizar a la pobreza, para volverla sinónimo de delincuencia; para implantar el control social sobre los sectores movilizados.

A través de la agenda de Scioli vemos cómo se pretende neutralizar las luchas. A partir del trabajo en los grupos salieron algunas puntas para pensar la Protesta Social como una herramienta que debe ser acompañada de estrategias de organización y comunicación para evitar la criminalización y la judicialización.

También se habló de la sociedad civil en su conjunto, la necesidad de interpelar a  los otros actores, aquellos terceros que no están organizados o tienen otros intereses, pero que no dejan de ser sujetos de reproducción de un discurso que legitima las situaciones de violencia y represión.
http://www.entreverobarrial.com.ar/

No hay comentarios: